Carrito

La granada, es una fruta conocida des de la época de los egipcios. Se cree que los cartagineses la introdujeron en la región de la mediterránea. Y los griegos y romanos la introdujeron en la dieta habitual. Fueron los árabes, durante la edad media, los que introdujeron la granada en la península. Más tarde, los españoles la llevaron a América y actualmente es una fruta consumida en casi todo el mundo.

 

Propiedades nutricionales

Presenta una gran cantidad de agua (más del 80%), una baja cantidad de azúcares (solo 31,8 Kcal por 100g) y muchas vitaminas y minerales, pudiendo considerarla una superfruta: potente antioxidante y antienvejecimiento celular. No es aconsejable su consumo si se padece de irritación del colon o divertículos.

  • Sustancias antioxidantes: antocianas (con una potencia antioxidante 20 veces superior a la vitamina C), polifenoles (triplica el contenido del té verde o vino negro, interfiere en la oxidación prematura), ácidos orgánicos (potencian la acción de la vitamina C), taninos (acción astringente y antiinflamatoria de la mucosa intestinal).
  • Polifenoles.
  • Provitamina A. Que en el organismo, se transformará en vitamina A, necesaria para el buen funcionamiento de la retina i la piel, principalmente.
  • Vitamina C. Favorece la absorción del hierro de los alimentos, y tiene una acción antioxidante.
  • Vitaminas del grupo B, imprescindibles para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Entre ellas contamos con el Acido fólico (B9), que ayuda al crecimiento de los tejidos y a prevenir la anemia. Está implicado en la formación de glóbulos rojos y blancos, así como en la síntesis de ADN (material genético). Tomar folato durante el embarazo ayuda a prevenir ciertas anomalías congénitas. Niacina (B3), ayuda al funcionamiento del sistema digestivo, la piel y los nervios.
  • Potasio. Mineral imprescindible para la transmisión y generación del impulso nervioso y la actividad muscular, evitando los calambres en las extremidades.
  • Calcio. El mineral más abundante del cuerpo: dientes, huesos, tejidos corporales, neuronas, sangre y otros líquidos del cuerpo.
  • Magnesio. Mineral indispensable para el cuerpo humano: para más de 300 reacciones bioquímicas, el funcionamiento del sistema muscular y nervioso, da soporte al sistema inmunitario, mantiene los latidos del corazón constantes, ayuda a mantener los huesos fuertes.

 

La-granada-y-su-poder-anti-edad