Carrito

Las verduras protectores que nos ayudan a protegernos de algunos canceres en invierno son las crucíferas, conocidas como la familia de las coles: diferentes tipos de col, brócoli, coles de Brussel·las, coliflor, col lombarda… Llegan con el frio y están presentes en la mayoría de platos típicos de invierno (caldos, sopas y “escudelles”, el “trinxat”, la “patata i col amb rosta”…).

Muchos estudios defienden que nos ayudan a combatir algunos tipos de cáncer, como el de colon, el de esófago, el de mama o el de laringe. De todas maneras sus beneficios para la salud son incuestionables por su gran contenido nutricional y bajo contenido en calorías.

Propiedades nutricionales

Contienen muchos nutrientes esenciales para el organismo como aminoácidos y ácidos grasos. También destaca el contenido en vitaminas y minerales (con una concentración más elevada en las hojas verdes exteriores, donde les toca más el sol).

Muy ricas en vitaminas:

  • Provitamina A y vitaminas C, con gran poder antioxidante y potenciador del sistema inmunitario entre otras propiedades;

El brócoli poco cocinado, menos de 10-15 minutos, contiene más vitamina C que la misma cantidad de fruta cítrica

  • Vitaminas del grupo B, donde destaca el ácido fólico (vitamina B9), implicado en la formación de glóbulos blancos y rojos, así como en la síntesis de material genético y en la producción de anticuerpos (defensas). Imprescindible para el buen funcionamiento del embarazo, sobre todo en los 3 primeros meses, cuando se construye el sistema nervioso.
  • Vitamina K, implicada en la formación de plaquetas para la coagulación de la sangre.

Importante en las persones que toman algún tipo de anticoagulante oral (tipo Sintrom®), ya que interfiere en su acción. Esto no quiere decir que no pueden tomar estos alimentos sino que lo han de hacer de manera constantes. Por ejemplo, una vez por semana o dos, pero siempre la misma frecuencia, de esta manera se pueden reajustar las dosis.

I minerales:

Encontramos el potasio como principal componente y cantidades significativas de calcio, magnesio, zinc, yodo y hierro.

Al cocer las verduras, una buena parte de los minerales se quedan en el agua de cocción que se perderán si no la aprovechamos para beber o como base de sopas.

 

Efectos en el organismo

  • El conjunto de nutrientes hace que se potencien entre ellos confiriendo a la familia de las coles una acción anticancerígenas y potenciadoras del sistema inmunitario.
  • También es un buen diurético al ayudar a eliminar los líquidos acumulados en el cuerpo. Esto las hace eficaces en el tratamiento de diabetes, obesidad, ácido úrico, enfermedades del corazón relacionadas con retención de líquidos, incluso son útiles en enfermedades como la artritis o el reuma.

Hacer una cocción de media hora con col, cebolla, apio y limón. Tomarla diversas veces al día

  • Combaten las inflamaciones e infecciones intestinales por su capacidad de reparar tejidos y acción antiinflamatoria.
  • Se puede incrementar su consumo si se sufre de hipertiroidismo o afecciones bronquiales.
  • Vigilar su consumo si sufrimos de problemas de gases.

 

cruciferas